RSS Feeds Nosotros Contáctenos

Preparación del Tahin o puré de sésamo

01/10/2009 - En buenas manos

El Tahín o Tahini es un puré de sésamo o ajonjolí siendo buena alternativa a la mantequilla y a las margarinas por su sabor y gran aporte de Calcio. Es un ingrediente básico en una de las recetas árabes más conocida que es el Humus o puré de garbanzos.

También se conoce con el nombre de Tahina.

El Tahín o Tahini es una crema o puré a base de sésamo o ajonjolí. Se suele conseguir, según el país, en supermercados, herbolarios y comercios de alimentos dietéticos.

Suele venderse en tarros de cristal y podemos encontrarlo ligeramente tostado y con o sin sal. Es muy habitual en la cocina árabe y también en algunos países del Este.

El Tahín o Tahini se suele usar como alternativa la mantequilla o margarina, como aperitivo sobre una tostada de pan y es un ingrediente básico en el Hummus o Humus (delicioso puré de garbanzos).

Ingredientes para el Tahín o Tahini (4 porciones)

Sésamo o ajonjolí ligeramente tostado.
Agua o aceite de sésamo (opcional).
Sal marina.

Elaboración del Tahín o Tahini

En primer lugar tostaremos, a fuego muy lento, las semillas de sésamo, hasta notar como desprenden su agradable aroma. Ir removiendo para que no se quemen.

La parte más delicada es la molienda. Si se muele durante varias horas acabaremos consiguiendo directamente el puré o crema de sésamo llamado Tahín o Tahini.

Las personas que lo hacen en su casa lo muelen con un molinillo eléctrico pero le tiene que añadir un poco de agua o de aceite de sésamo para conseguir esa textura cremosa.

Al final le añadiremos una pizca de sal ya que además de potenciar el sabor la sal ayuda a digerir las sustancias más grasas o aceitosas.

Nuestro consejo

Si queremos que el Tahín o tahini nos dure mucho tiempo ya hecho lo ideal es no ponerle agua. Si queremos una consistencia más cremosa será necesario añadirle agua o aceite de sésamo cuando lo estemos moliendo.

Sobre el tahín o tahini podemos espolvorear una pizca de pimentón dulce o picante, ajo en polvo, comino o trocitos de verduras en vinagre (encurtidos).

Por último decir que para las personas que buscan este alimento por su riqueza en calcio existe siempre la posibilidad de comprarlo o hacerlo con el sésamo crudo. Tiene un sabor más suave pero más nutrientes.

 

Autor: Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor
Articulista de Enbuenasmanos

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=948

 

 

Más noticias en RECETAS

» El tahini, deliciosa pasta de sésamo

» Sopa de Calabazas

» Macarrones a las hierbas

» Arroz con Ensalada y Mayonesa

» Mosaico de verduras (Cocina francesa)